Impresoras 3d

Hospitales españoles utilizan la tecnología FDM

Fundado en 2008, Biodonostia Health Research Institute fue el primer instituto de investigación médica del País Vasco, y ahora se centra en la investigación en siete áreas temáticas, desde oncología y neurociencia hasta bioingeniería y enfermedades infecciosas. Recientemente, el instituto se ha asociado con Tecnun, una división especializada de Universidad de Navarra, y Tknika, un centro regional de Investigación e Innovación Aplicada para la Formación Profesional, con el fin de ayudar a sus cirujanos a aprovechar  la tecnología de impresión 3d FDM para ayudar en la preparación y planificación quirúrgica.

«La impresión en 3D es una herramienta quirúrgica esencial para nosotros», explicó el Dr. JonZabaleta, cirujano torácico de Biodonostia. «Anteriormente, ningún modelo impreso en 3D que creáramos internamente podía satisfacer el nivel de detalle y precisión que necesitábamos. Sin embargo, gracias a nuestra asociación con estas instituciones locales, ahora tenemos acceso a la avanzada tecnología de impresión 3D que nos permite satisfacer las demandas necesarias para crear modelos 3D altamente precisos y específicos para cada paciente».

Para llevar a cabo procedimientos complejos con éxito, los cirujanos necesitan todas las herramientas posibles a su disposición….como la impresión 3D.. El objetivo de la asociación de Biodonostia con Tecnun y Tknika es formar un equipo multidisciplinar que trabaje para crear modelos quirúrgicos impresos en 3D precisos y de alta calidad bajo demanda para el hospital. Tecnun trabajará en la segmentación y reconstrucción de los modelos específicos de cada paciente, mientras que Tknika completará las versiones finales impresas en 3D.

Gracias a sus nuevas asociaciones, los equipos quirúrgicos de Biodonostia pueden recibir modelos médicos impresos en 3D de alta precisión, realizados con la tecnología FDM, en un plazo de 24 horas. Estos modelos están ayudando a los equipos del hospital a mejorar la atención al paciente al reducir la cantidad de tiempo que los pacientes pasan en cirugía, especialmente cuando se trata de tratar tumores complejos de la pared torácica.

Estos tumores, localizados en la pared torácica, causan hinchazón dolorosa e incluso pueden causar problemas para respirar. El Dr. Zabaleta y su equipo tuvieron recientemente un caso en el que un hombre de 64 años de edad tenía un tumor muy complicado y doloroso en su pared torácica – el tumor había crecido hasta su cavidad torácica y se había extendido a través de múltiples costillas durante dos años. El equipo estaba preocupado por la función respiratoria del paciente y sabía que debía actuar con rapidez.

«Normalmente, en un caso como éste, se extirparían las costillas afectadas y se corregiría el defecto cubriendo el área con una placa de titanio», explicó el Dr. Zabaleta. «Estas placas son de tamaño estándar, diseñadas para hombres de 100 KG o mujeres de 50 KG, y necesitan ser alteradas y rotadas durante la cirugía para adaptarse a las especificaciones de cada paciente. En una cirugía complicada, esto puede añadir horas al tiempo de operación».

La extirpación de múltiples costillas aumentaría el riesgo de la cirugía, por lo que el equipo necesitaba encontrar una forma de mantener el movimiento y la flexibilidad en el pecho del paciente, a la vez que arreglaba el defecto con suficiente fuerza para proteger sus pulmones. Se dirigieron a los nuevos socios Tecnun y Tknika para que les ayudaran a planear la cirugía mediante el uso de un modelo avanzado, específico para cada paciente, impreso en 3D.

«Al crear un modelo 3D preciso y anatómicamente preciso de la pared torácica, pudimos planificar y realizar la resección en el modelo 3D antes de la cirugía. Esto nos permitió medir los tornillos y pre-curvar las placas de titanio por adelantado y ayudó a reducir el tiempo total de operación en 2 horas», dijo el Dr. Zabaleta. «Para el paciente, esto significaba una reducción significativa del tiempo bajo anestesia, y para nuestro hospital, la liberación de tiempo en los quirófanos ahorra costes».

Tecnun y Tknika convirtieron una tomografía computarizada de la pared torácica y el tumor del paciente en un modelo 3D imprimible. Debido a que el modelo necesitaba ser lo suficientemente fuerte para replicar hueso humano, se imprimió en 3D a partir de un termoplástico de grado ingenieril en la impresora 3D.

«Nuestra asociación nos dio acceso a la tecnología necesaria para producir un modelo grande y complejo que era increíblemente fuerte, cercano a los huesos reales que enfrentaríamos durante la cirugía», dijo el Dr. Zabaleta. «Sin la fuerza de este modelo, no podríamos habernos preparado para la cirugía de la misma manera.»

El modelo impreso en 3D también fue útil para revivir la ansiedad del paciente antes de la cirugía, lo que también hizo que la consulta quirúrgica fuera más eficiente.

Debido a sus nuevas colaboraciones, Biodonostia está trabajando para proporcionar modelos médicos impresos en 3D a otros 23 hospitales españoles. El Dr. Zabaleta cree que el siguiente paso para todas las disciplinas quirúrgicas del hospital debe ser el uso de la impresión FDM 3D  para la planificación quirúrgica, de modo que la atención al paciente pueda ser mejorada a través de la innovación.

El Dr. Zabaleta dijo: «El uso del modelo impreso en 3D fue esencial en este caso, y estamos trabajando para aplicarlo a muchas otras disciplinas quirúrgicas en todo el hospital, desde tumores pancreáticos hasta estenosis de las vías respiratorias, y estos modelos impresos en 3D ya se están utilizando para ayudar a entrenar a nuestros futuros cirujanos».

Comparte si te ha gustado...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario