Estas casas impresas en 3D podrían costar una décima parte del precio de las casas normales.

Gracias a los avances en la impresión en 3D, hoy en día es posible utilizar la fabricación aditiva para imprimir prácticamente cualquier cosa, incluidas las casas. Pero, ¿puede usted producir estas casas de una manera que resulte en propiedades energéticamente eficientes, que se pueda hacer a un bajo costo y que utilice los recursos disponibles localmente? Porque si no puede, seguirá siendo casi imposible utilizar la impresión en 3D para ayudar a resolver la enorme escasez de viviendas que existe, por diversas razones, en todo el mundo.

Afortunadamente, eso es algo en lo que han estado trabajando científicos de la Universidad de Tartu de Estonia y de la Universidad de Ciencias de la Vida de Estonia, y han creado una solución prometedora en forma de un material de estilo concreto imprimible en 3D que se crea a partir de turba molida, cenizas de esquisto bituminoso y nanopartículas de sílice. Los resultados podrían reducir el coste de construcción de las casas privadas en unas 10 veces.

“La turba tiene excelentes propiedades antibacterianas y térmicas, y es barata y ampliamente disponible en muchas regiones del mundo”, dijo a Digital Trends Jüri Liiv, investigador doctorado del Centro de Investigación de la Turba de Estonia. “Sin embargo, no ha sido] utilizado como componente de materiales orgánicos de concreto debido a sus propiedades que retardan el endurecimiento del concreto. Los humos presentes en la turba evitan la formación de la estructura compuesta de silicato y reaccionan con los minerales puzolánicos, evitando así la formación de un material mecánicamente duradero. Durante nuestro último proyecto, el problema se resolvió con éxito, y ahora somos capaces de formar un compuesto duradero a base de turba con propiedades térmicas y mecánicas muy altas”.

El material compuesto que el equipo ha desarrollado es fuerte y posee una buena conductividad térmica. A pesar de que la turba se utiliza como combustible, el material también es (crucialmente) no combustible. Se endurece en el plazo de un día a partir de la impresión, aunque permanece elástico durante más tiempo, lo que permite cerrar los espacios de aire.

Según las estimaciones del equipo, una concha de una casa con una superficie de hasta 490 pies cuadrados podría imprimirse por unos 5.850 dólares. Desafortunadamente, Liiv señaló que no había fondos suficientes para que el equipo imprimiera una casa de pruebas de tamaño completo. En su lugar, se han limitado a segmentos de pared como prueba de concepto. Liiv espera que haya acceso a una impresora 3D de tamaño completo este otoño, lo que dará a los investigadores la oportunidad de crear finalmente su casa de pruebas propuesta.

Las nuevas generación de impresoras, nano dimensión, autodesk y mas

En esta edición de Sliced, el resumen de noticias de la industria de impresión 3D, echamos un vistazo a las últimas asociaciones en el sector de la fabricación de aditivos, impresoras 3D, software y lanzamientos de material, y descubrimos el potencial para la construcción de gacebos de bambú impresos en 3D.

Todo esto desde CyBe, Nano Dimension, Airbus, CRP Technology, Maker’s Muse, Autodesk y más.

Asociaciones empresariales y avances en el sector de la impresión en 3D

Nano Dimension, proveedor líder de electrónica de aditivos con sede en Israel, ha ampliado su alcance en el mercado de Asia Pacífico como resultado de una asociación estratégica con el Grupo AURORA, un distribuidor taiwanés de sistemas de fabricación de aditivos. A través de esta nueva alianza, el Grupo AURORA comercializará y venderá la impresora 3D DragonFly 2020 Pro 3D de Nano Dimension a clientes en China.

Además, el Grupo AURORA ha adquirido su segunda impresora DragonFly 2020 Pro 3D. Recientemente se adquirió e instaló la primera impresora DragonFly 2020 Pro 3D para la sala de exposición del Grupo AURORA en Taichung, Taiwán.

Además, GoPrint3D, un distribuidor de impresoras 3D con sede en North Yorkshire, se ha asociado con Mayku para convertirse en un distribuidor autorizado de Mayku FormBox, un formador de vacío de escritorio que es una tecnología complementaria a la impresión en 3D.

Rolls-Royce, fabricante y distribuidor británico de sistemas de energía para la industria aeronáutica y automotriz, se ha asociado con los pioneros aeroespaciales internacionales Airbus para desarrollar y probar la arquitectura impresa y soldada en 3D para el motor UltraFan de Rolls-Royce.

Esto incluye las góndolas, una carcasa aerodinámica en el exterior de una aeronave o vehículo motorizado que comúnmente alberga los motores de las aeronaves. Y los pilones, que son estructuras primarias que conectan un motor al fuselaje de una aeronave.

Especializada en materiales de impresión 3D avanzados y aplicaciones de alta tecnología, la tecnología CRP de Italia, que fabricó el avión teledirigido Tundra-M de Hexadrone, ha ganado el Red Dot Award 2018 en la categoría de aviones teledirigidos.

La Escuela de Ingeniería Swanson de la Universidad de Pittsburgh dirigirá las investigaciones para hacer avanzar las tecnologías de fabricación de aditivos para la industria nuclear. Este proyecto se completará con una donación de $1 millón como parte del programa de Tecnologías de Habilitación de Energía Nuclear (NEET) del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE).

Especialista alemán en Fusión Láser Selectiva (SLM), SLM Solutions ha incorporado la válvula de seguridad AV 919 de WITT-Gasetechnik para mantener constante la presión del gas durante la fusión dentro del proceso de impresión SLS 3D.

Graphene 3D Lab, una empresa de materiales y productos químicos con sede en Nueva York, ha dado la bienvenida a Scott Goldfarb como su nuevo Director de Ventas y Marketing.

CORE Industrial Partners, una firma de capital privado con sede en Chicago, anunció la adquisición de Hayes Manufacturing Services, un fabricante de prototipos rápidos de componentes de plástico y metal mecanizados con precisión. Esta adquisición se realiza a través de la empresa de fabricación de chapa metálica de CORE, Prototek.

India y Corea han firmado 10 acuerdos que cubren un amplio espectro de áreas, incluyendo Internet of Things (IOT), Inteligencia Artificial (AI), Big Data y anti-dumping como parte del Acuerdo de Asociación Económica Global (CEPA).

Suresh Prabhu, Ministro de Comercio e Industria de la India y su homólogo coreano Kim Hyun-chong publicaron una declaración conjunta sobre el objetivo de la CECoP, que es “facilitar las negociaciones en curso sobre la mejora de la CECoP entre la India y Corea mediante la identificación de áreas clave para la liberalización del comercio (incluidos el camarón, los moluscos y el pescado elaborado)”.

Kim Hyun-chong (izq.), Ministro de Comercio de Corea, y Narendra Modi, Primer Ministro de la India. Foto a través de Financial Express.
Kim Hyun-chong (izq.), Ministro de Comercio de Corea, y Narendra Modi, Primer Ministro de la India. Foto a través de Financial Express.
HORIBA MIRA, una empresa consultora de ingeniería y desarrollo de automoción con sede en Warwickshire, Reino Unido, se ha asociado con The MIRA Technology Institute (MTI) para construir un instituto tecnológico multimillonario que operará para cerrar la brecha de habilidades en el sector de la automoción a través de nuevas tecnologías como la impresión en 3D.

HORIBA MIRA ha revelado que este nuevo instituto creará miles de aprendizajes para ingenieros en ciernes.

Angus Deveson, propietario de Maker’s Muse, un canal de tecnología de YouTube con sede en Australia, ha lanzado un nuevo vídeo que alerta a las empresas de impresión en 3D de un imitador fraudulento de Maker’s Muse.

Implantes espinales impresos en 3D mejorados y nuevos métodos de bioimpresión

Renovis Surgical Technologies, una empresa de tecnología médica con sede en Austin, que recientemente obtuvo la aprobación 510(k) para su sistema de fusión espinal intervertebral hiperlordótico Tesera SA ALIF impreso en 3D, ahora ha mejorado la fijación biológica a largo plazo de sus implantes a través de una estructura de superficie de titanio impresa en 3D altamente porosa.

Con la ayuda de la tecnología trabecular patentada Tesera Trabecular Technology (T3), que permite la fijación y el crecimiento óseo, el implante espinal mantiene actualmente una resistencia y estabilidad optimizadas para el enclavamiento mecánico del crecimiento óseo.

El sistema de fusión espinal intervertebral Tesera SA Hyperlordotic ALIF. Foto vía Renovis Surgical.
El sistema de fusión espinal intervertebral Tesera SA Hyperlordotic ALIF. Foto vía Renovis Surgical.
Investigadores del Laboratorio Ruso de Soluciones de Bioimpresión 3D y del Instituto Conjunto de Altas Temperaturas de la Academia Rusa de Ciencias (JIHT RAS) han desarrollado una nueva tecnología para la impresión 3D de tejidos biológicos en un estudio que utiliza la levitación magnética en condiciones de microgravedad.

Se están desarrollando modelos 3D más precisos para los pacientes, según una reciente publicación titulada “From Improved Diagnostics to Presurgical Planning: Impresión de alta resolución de datos biomédicos tomográficos en 3D”.

Escaparate de la impresión en 3D en las escuelas primarias

Más de 500 profesores, estudiantes e invitados asistieron al Día de Impresión en 3D en las Escuelas del Departamento de Educación de Australia del Sur y Makers Empire en el Centro de Convenciones de Adelaida.

El Día del Escaparate celebró las habilidades de impresión en 3D logradas como resultado del Proyecto de Impresión en 3D en Escuelas Primarias, que comenzó en 2016.

Asistieron aproximadamente 50 escuelas que demostraron ideas para la impresión en 3D y soluciones basadas en el diseño en 3D para problemas del mundo real en sus escuelas y comunidades. Las ideas de la escuela primaria iban desde una insignia con el nombre impreso en 3D para una mujer que tenía problemas para recordar el nombre de su enfermera, modelos de aviones en 3D para un ex piloto de la Fuerza Aérea Australiana y una maceta impresa en 3D para jardineros ávidos.

Cómo imprimir un edificio: la ciencia de la impresión 3D en la construcción

A menudo se afirma que la impresión en 3D, conocida en el sector como “fabricación aditiva”, cambiará nuestra forma de vida. Más recientemente, un equipo de la Universidad Tecnológica de Eindhoven anunció planes para construir las “primeras casas impresas en 3D habitables” del mundo. Pero una cosa es construir pequeñas casas prototipo en un parque y otra muy distinta es utilizar con éxito la fabricación aditiva para proyectos a gran escala en el sector de la construcción.

La fabricación aditiva utiliza una combinación de ciencia de materiales, arquitectura y diseño, computación y robótica. Sin embargo, en cierto modo, no es tan futurista como parece. El enfoque sencillo de la construcción por capas -en la que los materiales de construcción se superponen para crear una fachada- ya se practica desde hace mucho tiempo en el sector de la construcción, por ejemplo en las técnicas convencionales de estratificación de ladrillos.

La verdadera novedad de la fabricación aditiva radica en su capacidad para combinar materiales nuevos, altamente eficientes y sostenibles con software de diseño arquitectónico y tecnología robótica, para automatizar y mejorar procesos que ya han sido probados manualmente. En este sentido, la fabricación aditiva tiene muchos beneficios potencialmente innovadores para el sector de la construcción.

La impresión en 3D puede producir hasta un 30% menos de residuos de material, consumir menos energía y recursos, permitir la producción in situ (lo que a su vez reduce los costes de transporte), garantizar una mayor libertad arquitectónica y generar menos emisiones durante todo el ciclo de vida del producto.

Materias primas para impresión 3d

Pero aún queda mucho camino por recorrer antes de que la tecnología de fabricación de aditivos pueda desarrollar todo su potencial. Existen varios componentes diferentes de la fabricación aditiva, cada uno de los cuales debe ser desarrollado y refinado antes de que el proceso pueda ser utilizado con éxito en la construcción a gran escala.

Un componente son las materias primas imprimibles, es decir, los materiales que realmente se “imprimen” para crear el producto final. Existen muchos tipos de materias primas imprimibles, pero la más relevante para la construcción a gran escala es el hormigón. Las materias primas para impresión se fabrican normalmente a partir de una combinación de materiales a granel, como tierra, arena, piedra triturada, arcilla y materiales reciclados, mezclados con un aglutinante como cemento Pórtland, cenizas volantes o polímeros, así como con otros aditivos y agentes químicos para permitir que el hormigón se fragüe más rápidamente y mantenga su forma, de modo que las capas puedan depositarse rápidamente.

En un proyecto en el que estoy trabajando actualmente en la Universidad de Brunel, nos estamos centrando en la producción de una materia prima de cemento imprimible. Para crear materiales para construcciones impresas en 3D, los científicos deben controlar cuidadosamente el tiempo de fraguado de la pasta, la estabilidad de las primeras capas y la unión entre las capas. El comportamiento de los materiales debe ser investigado a fondo bajo una serie de condiciones, para lograr una estructura robusta que pueda soportar la carga.

La combinación de cemento, arena y otros aditivos debe ser la correcta, para que las materias primas no se endurezcan en la impresora y no permanezcan húmedas durante demasiado tiempo una vez que se hayan depositado para formar una estructura. Es necesario formular y desarrollar diferentes tipos de materias primas, de modo que esta tecnología pueda utilizarse para construir una serie de elementos estructurales diferentes, como bloques de construcción de carga y a gran escala.

Bloques de construcción

Otro componente es la impresora, que debe tener una bomba potente para adaptarse a la escala de fabricación de la industria de la construcción. La presión y el caudal de la impresora deben probarse con diferentes tipos de materias primas. La velocidad y el tamaño de la impresora es clave para conseguir una buena calidad de impresión: superficie lisa, bordes cuadrados y una anchura y altura constantes para cada capa.

La rapidez con la que se depositan las materias primas, normalmente medida en centímetros por hora, puede acelerar o ralentizar la construcción. Reducir el tiempo de fraguado de la materia prima significa que la impresora puede trabajar más rápido – pero también pone la materia prima en riesgo de endurecerse dentro del sistema de impresión. El sistema de impresión debe ser optimizado para suministrar continuamente las materias primas a un ritmo constante, de modo que las capas puedan fusionarse de forma uniforme.

La geometría de las estructuras producidas es la pieza final del rompecabezas a la hora de utilizar la impresión 3D en la construcción. Una vez que la impresora y la materia prima se hayan configurado correctamente, podrán producir bloques de construcción de tamaño completo con una geometría inteligente que pueda soportar la carga sin necesidad de refuerzos. La estabilidad de la forma de los filamentos en forma de cercha en estos bloques es una parte esencial de la impresión, que proporciona fuerza y rigidez a los objetos impresos.

Este triple enfoque para adaptar la fabricación de aditivos para la construcción podría revolucionar la industria en los próximos diez a quince años. Pero antes de que eso suceda, los científicos necesitan afinar las proporciones de mezcla para las materias primas, y refinar un sistema de impresión que pueda hacer frente a la rápida fabricación de bloques de construcción. Sólo entonces podrá aprovecharse el potencial de la impresión en 3D para construir de forma más rápida y sostenible que nunca.

Una familia en Francia se convierte en la primera familia del mundo en vivir en una casa impresa en 3D

Los Ramdani se han convertido en la primera familia del mundo en vivir en una casa impresa en 3D. Esta familia se mudó recientemente a una casa impresa en 3D en Francia y la noticia ha creado mucho entusiasmo en todo el mundo.

La casa es una propiedad de cuatro dormitorios que sirve como modelo perfecto para futuros proyectos. El objetivo es hacer que todo el concepto de construcción de viviendas sea significativamente más rápido y barato.

¿Podría esto impactar la construcción de futuras casas impresas en 3D? ¡Sólo el futuro lo dirá!

Este nuevo prototipo de casa impresa en 3D es el sueño de un arquitecto hecho realidad. Lo más destacado de esta casa son los controles digitales para la comodidad de las personas discapacitadas y los diseños de paredes curvas que alivian sustancialmente los efectos de la humedad en la casa.

Los siguientes números le dejarán perplejo. La casa tardó poco más de 2 días en imprimirse, además de otros cuatro meses para añadir techo, ventanas y puertas a la casa.

La construcción de toda la casa costó alrededor de 176.000 libras esterlinas. Esto significa que el coste de la construcción realizada mediante la impresión en 3D es un 20% más barato que con las técnicas de construcción convencionales.

Además, todo el proceso es mucho más rápido que si se utilizaran soluciones de construcción tradicionales. El equipo de impresión en 3D cree que podrían lograr la hazaña de reimprimir la misma casa en un día y medio.

Esta casa es el resultado de la colaboración entre la Universidad de Nantes, el ayuntamiento y una asociación de la vivienda. La casa de 1022 pies cuadrados puede albergar cómodamente a una familia de cinco personas.

El principal innovador del ayuntamiento, Francky Trichet, comentó que el objetivo principal de este proyecto de impresión en 3D era determinar si este tipo de solución de construcción podría generalizarse y aplicarse a diferentes tipos de edificios comunes. Ahora cree que este concepto podría tener un impacto potencial en la industria de la construcción.

Los edificios impresos en 3D más ambiciosos del mundo

Dice: “Durante 2.000 años no ha habido un cambio en el paradigma del proceso de construcción. Queríamos barrer todo este proceso de construcción. Por eso digo que estamos en el comienzo de una historia. Acabamos de escribir:’Érase una vez'”.

La casa está ahora habitada por Nordine Ramdani, Nouria Ramdani y sus tres hijos. Nordine comenta sobre el proyecto diciendo: “Es un gran honor formar parte de este proyecto. Vivíamos en un bloque de apartamentos municipales de los años 60, así que es un gran cambio para nosotros. Es realmente increíble poder vivir en un lugar donde hay un jardín y tener una casa independiente”.

El diseño inicial de la casa corre a cargo de un equipo de expertos científicos y arquitectos, tras lo cual la impresora 3D realiza su trabajo. Imprime las capas de las paredes desde el suelo y hacia arriba. Entonces los constructores caben en las ventanas, puertas, techos y ¡voilá! Usted tiene una casa impresa en 3D!

No sólo esto, sino que la casa es extremadamente ecológica con controles digitales para personas con capacidades diferentes. No se preocupe, esta idea de Benoit Furet de la Universidad de Nantes es un salto significativo en el campo de las soluciones de impresión en 3D.

Las ofertas de prime day de amazon en impresoras 3d

Numerosas impresoras 3D de marcas populares han salido a la venta para Amazon Prime Day. Usted puede ahorrar cientos de dólares en un modelo. Echemos un vistazo a lo que hay ahí fuera.

Dremel-DigiLab-3D40
Dremel ha descontado dos de sus modelos. El Dremel Digilab 3D20 ha sido descontado en $580 de su precio de lista original. Puedes conseguirlo por $419 durante la venta. Se trata de una impresora 3D PLA sólida y totalmente cerrada. Es una gran oferta para aquellos que buscan una máquina fácil de usar.

Aquellos que buscan un mayor volumen de construcción y nivelación automática deberían ver el Dremel Digilab 3D40. Se ha reducido en $460 y puede obtenerlo durante la venta por $839. Lo bueno de los productos Dremel es que han estado en el negocio desde 1932 y son fabricantes de herramientas muy conocidos. Todas sus impresoras 3D vienen con una garantía de 1 año.

Robo3D fabrica unas impresionantes impresoras 3D que se verán preciosas en cualquier escritorio. El Robo C2 está a la venta por $560, con un descuento de $192. Aunque tiene una placa de construcción relativamente pequeña, está totalmente cerrado y puede imprimir a resoluciones de hasta 20 micras. Ha ganado el premio Best of CES en dos ocasiones, la última en 2017.

Aquellos de ustedes que tienen un presupuesto apreciarán el Monoprice Select Mini V2. Puedes conseguirlo por sólo $177. Es una impresora 3D pequeña, pero es una forma perfecta de empezar como aficionado sin tener que pagar una tonelada de dinero. Puede trabajar con numerosos tipos de filamentos.

REPRAPGURU Prusa I3 es una gran elección para las personas a las que les gusta retocar y modificar las cosas. Por $230, no puede superar el precio, especialmente porque se ha reducido en $99.

Ahora tiene la oportunidad de conseguir una impresora 3D si ha estado esperando el precio adecuado. Las opciones que se han lanzado son de marcas sólidas y hay opciones a través de una gama de precios.

Las guerras comerciales impulsarán la fabricación digital en los hogares de los consumidores con impresoras 3D personales

Estados Unidos está en múltiples guerras comerciales internacionales. Después de que el presidente Trump ordenara impuestos más altos sobre algunas importaciones chinas, los chinos tomaron represalias. La disputa comercial ahora involucra hasta 200.000 millones de dólares en bienes de fabricación china. Trump también se ha dirigido a la Unión Europea, Canadá y México con aranceles. La mayoría de los economistas no están de acuerdo con este enfoque, y casi todos predicen que las guerras comerciales aumentarán los precios para los consumidores estadounidenses en una amplia gama de productos.

Como experto en fabricación digital distribuida, veo claramente que una industria va a ganar significativamente a medida que estos conflictos económicos se intensifiquen: Impresión en 3D, el proceso de utilizar planos digitales para crear objetos físicos reales mediante la adición precisa de material en una capa fina cada vez. Los fabricantes de gama alta han adoptado la impresión en 3D a medida que la tecnología ha madurado, pero también existen sistemas de bajo coste que los consumidores pueden utilizar para ahorrar dinero a medida que suben los precios de las compras diarias.

Ahorros significativos usando impresoras 3d

Camine por cualquier pasillo de Walmart y notará que gran parte de lo que puede comprar proviene de China y está hecho de plástico, porque simplemente cuesta mucho menos debido a la experiencia de China en la fabricación.

Incluso hace cinco años, el uso de una impresora 3D para crear productos en casa podía superar los costes de los productos fabricados en China en un 90 por ciento o más. Un estudio reciente del que fui coautor descubrió que incluso los consumidores sin experiencia podrían recuperar su dinero invirtiendo en una impresora 3D de 1.250 dólares en un plazo de seis meses. Imprimiendo sólo un producto a la semana a lo largo de cinco años, un consumidor no sólo podría recuperar todos los costes asociados con la compra y el funcionamiento de la impresora: Ahorrarían más de 12.000 dólares. Estos ahorros sólo aumentan a medida que las guerras comerciales elevan los precios.

Una comunidad que comparte y apoya

Para aquellos que son nuevos en la impresión en 3D en casa, existe una fuerte cultura de compartir, donde las personas con habilidades de diseño comparten las instrucciones digitales necesarias para imprimir sus creaciones en bases de datos en línea gratuitas como MyMiniFactory, Thingiverse y Youmagine. Ya hay millones de diseños gratuitos disponibles, incluyendo joyas, obras de arte, instrumentos musicales, artículos para el hogar y herramientas.

Después de comprar una impresora 3D plug-and-play (entre 200 y 1.000 dólares), los consumidores pueden utilizar un motor de búsqueda de diseños 3D como Yeggi para buscar en docenas de bases de datos diseños gratuitos, descargar los archivos de diseño, abrirlos y hacer clic en “Imprimir”. La mayoría de los artículos de consumo tienen muchas variaciones disponibles. Por ejemplo, en lugar de comprar un avión teledirigido en una tienda, una persona podría descargar e imprimir uno de los más de 1.900 diseños de cuadricópteros gratuitos disponibles en línea. Usar una impresora 3D de esta manera es lo mismo que usar una impresora de papel de oficina, aunque necesita ensamblar productos más complejos como zánganos y herramientas científicas.

Con una impresora 3D, las personas pueden personalizar sus propios dispositivos, incluidos tamaños, formas y colores.

Se pone mejor: Muchos diseñadores permiten a los usuarios crear nuevas variaciones personalizadas de plantillas básicas ajustando algunos parámetros con software libre. Los productos que se pueden personalizar libremente incluyen aparatos ortopédicos y prótesis mamarias artificiales que normalmente cuestan cientos de dólares y se pueden imprimir por centavos, así como juguetes como las hilanderas inquietas. Incluso productos simples fabricados en masa, como o-rings flexibles y juguetes baratos como figuras de acción, rompecabezas 3D y máscaras, pueden imprimirse por mucho menos que si se compran en China.

La fiebre del fútbol con la impresión 3d

Finalmente ha llegado la Copa Mundial de Fútbol 2018 a Rusia. La tan esperada fecha en la que muchos queremos llevarnos la copa a casa. Desde su primera edición en 1930 este evento ha tenido una evolución no solo a nivel técnico, sino también a nivel tecnológico. Es por ello por lo que esta semana hemos hecho una lista con algunas de las aplicaciones de la impresión 3D en el fútbol. Hace algunos meses ya te hablamos de su colaboración en el deporte en general, pero ¿qué tanto podría ayudar a mejorar el rendimiento de nuestros futbolistas?

La impresión 3D ahora es utilizada por los mayores fabricantes de equipos deportivos, ya sea Nike, Adidas o incluso más localmente Decathlon. Se utiliza este método de fabricación en diferentes áreas como el golf, las carreras, el ciclismo o el voleibol para diseñar soluciones adaptadas a cada atleta y sus movimientos. La posibilidad de personalizar productos innovadores parece es un punto clave para los deportistas. El fútbol no es una excepción, ya que los jugadores usan soluciones impresas en 3D en el campo.

MÁSCARAS IMPRESAS EN 3D

Recordamos la iniciativa de la compañía británica Cavendish Imaging, que ofrece máscaras impresas en 3D para que los jugadores de fútbol puedan participar en un partido a pesar de tener alguna lesión en la nariz. Gracias a un software 3D, cada detalle del futbolista se digitaliza; y la compañía puede imprimir una máscara completamente personalizada. Esto protege al jugador y reduce su período de inactividad. ¡Un accesorio que no pasa desapercibido en un campo!

MARIO MANDŽUKIĆ CON SU MÁSCARA IMPRESA EN 3D

Cavendish Imaging no es la única empresa que ofrece esta solución impresa: la empresa española Younext también imprime máscaras protectoras en 3D, incluso el jugador del Real Madrid, Sergio Ramos, ha utilizado una de estas. Están hechas de fibras de carbono, un material tan resistente como el acero, pero mucho más liviano: una máscara pesa tan solo 65 gramos. Luego se rellenan con material blando y se pueden unir fácilmente a la cabeza del jugador con una banda elástica.

ESPINILLERAS IMPRESAS EN 3D.

La startup austríaca Zweikampf es uno de los precursores la impresión 3D de estos accesorios indispensables para todos los jugadores de fútbol. Su fundador es un jugador aficionado que sufre de inflamación crónica en la tibia. Encontrar una espinillera adecuada era un verdadero dolor de cabeza. Por ello, recurrió a las tecnologías 3D para crear un dispositivo personalizado más ligero y más duradero. Estas espinilleras ahora son usadas por el jugador austríaco Andreas Ivanschitz. Ahora el fanático del fútbol se siente orgulloso que un jugador alemán este llevando una espinillera que el mismo diseño, ahora están disponibles para otros jugadores que sufran de problemas similares.

FIGURAS PARA TODOS LOS FANÁTICOS

Si no juegas fútbol, pero eres un gran seguidor de este deporte, debes saber que puedes pedir una estatuilla impresa en 3D de tu jugador favorito. La compañía alemana Staramba ofrece una selección de jugadores, ya sea del Real Madrid, el Atlético, el PSG o el Bayern Múnich. La plataforma en línea primero realiza una exploración 3D del cuerpo del jugador profesional en cuestión. Una vez realizado, se modela e imprime en 3D a través de una impresora 3D de sinterizado selectivo. Diferentes tamaños están ahora disponibles. El resultado es bastante realista y el precio puede ir desde 6$ hasta 799$ dependiendo el tipo de figura que quieras.

¿Cómo es posible que ya estén trabajando en una impresora 4d?

Pensar en el término impresión hace unos años significaba imaginar hojas y más hojas de papel escritas en tinta. Pero las capacidades de las máquinas impresoras que existen en el mercado han ido evolucionando, y mucho.

Esta nueva forma de imprimir consigue que los objetos creados respondan a estímulos externos y cambien en el tiempo.

Ahora es posible imprimir objetos tridimensionales gracias a la fabricación por adición que, capa a capa, va confiriéndoles forma y haciendo posible lo que en el pasado se acercaba más a la ciencia ficción. Tanto a nivel casero como profesional las aplicaciones de este imposible hecho realidad son múltiples. Obras de arte, ropa, juguetes, piezas de repuesto para vehículos, muebles. incluso edificios enteros, alimentos y órganos artificiales pueden surgir de las creaciones que habilita la tecnología de impresión 3D.

Pero cuando todavía se está mejorando la impresión 3D, y cuando parecía que lo habíamos visto todo, los investigadores van un paso más allá y trabajan ya en una versión vitaminada de la impresión de objetos: la impresión 4D.

 

EL FACTOR TIEMPO (Y LA RELEVANCIA DE LOS MATERIALES)

Para entender qué es la impresión 4D es importante diferenciarla de la impresión 3D, empezando por saber qué ofrece esta última. “La impresión 3D consiste en la adición de material de manera digital para crear objetos complejos tridimensionales”, según la define el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón.

Y ahí es donde entra en juego el concepto de 4D, que se construye sobre esta base del 3D, pero supone ir “más allá”, tal y como explica el equipo en el que se integra Carlos Sánchez Somolinos, porque lo que se hace es añadir “el tiempo como dimensión”. Se trata de imprimir en 3Dmateriales que responden a estímulos externos, de manera que el objeto impreso va a cambiar en el tiempo al ser expuesto a un estímulo adecuado”. Este estímulo pueden ser la temperatura, como en el caso del desarrollo español con sello del ICMA, pero también la iluminación o la humedad, entre otros.

 

RESOLVIENDO PROBLEMAS EN MEDICINA, ÓPTICA ADAPTATIVA Y HÁPTICA

El valor de la impresión 4D radica en las oportunidades que abre esa predisposición a cambiar de los objetos impresos y la propia naturaleza aditiva de la tecnología que entra en juego. Se podrían preparar “elementos estructurados microscópicamente” pero “fabricados a gran escala”, algo que valoran los especialistas, y capaces de acometer muchas tareas con una precisión notable.

“Se pueden implementar lo que se conoce como robots blandos”, ahonda Carlos Sánchez. ¿Sus ventajas? Aquí hay que volver a las comparativas. “Los robots convencionales, los que estamos acostumbrados a ver”, esos que conforman la imagen de las fábricas de automóviles alrededor del mundo, “constan generalmente de estructuras articuladas, hechas con elementos rígidos, generalmente metálicos, que se mueven de manera controlada para llevar a cabo diferentes tipos de tareas. La robótica blanda se basa en los mismos principios que la robótica convencional”, relaciona el experto al que hemos consultado, “pero emplea materiales blandos para su implementación”.

Este nuevo tipo de robot, “debido a la naturaleza de los materiales que emplea”, prosigue Sánchez, “tiene una mayor flexibilidad y adaptabilidad lo que los hace ideales para llevar a cabo funciones más delicadas ya que los elementos que realizan la prensión son elásticos y distribuyen más uniformemente la presión que ejercen sobre el objeto a levantar”.

Sus cualidades convierten a la robótica blanda en ideal para “el ámbito de la cirugía mínimamente invasiva o laparoscópica”. La biomedicina, óptica adaptativa y una tercera opción como es la háptica o la “ciencia del tacto” son áreas que es posible mejorar con las prestaciones que ofrece la impresión 4D y mediante la deformación controlada de elementos con funcionalidades robóticas.

Impresión de metal usando impresoras 3d

De las distintas posibilidades de fabricación aditiva, la impresión 3D de metal es la que está experimentando en los últimos años un ascenso más sólido. Las ventajas que las impresoras 3D de metal están aportando respecto a la fabricación tradicional son tan significativas que no han tardado en llamar la atención de industrias tan exigentes y punteras como la aeroespacial o la aeronáutica.

Pero no sólo la aeronáutica y la aeroespacial son las únicas industrias que están explotando y descubriendo las posibilidades que nos puede llegar a ofrecer la fabricación aditiva de metal. Cada vez son más los sectores que se van animando a introducir impresoras 3D de metal en sus procesos de fabricación y desarrollo de productos. Y, sin embargo, a pesar del sorprendente ascenso que está experimentando este método de fabricación, también podemos comprobar que aún no logra acercarse del todo a la generalización de su uso en la industria metalúrgica.

Para entender mejor su evolución y el punto en el que se encuentra actualmente, veremos en qué ámbitos se está desarrollando la impresión 3D de metal, cuáles son las principales ventajas y desventajas que aporta en cada uno, y qué aplicaciones tienen actualmente:

 

IMPRESIONES DOMÉSTICAS

Los filamentos con polvo de metal son la solución más asequible a la hora de fabricar objetos con apariencia de metal. Estos filamentos contienen la cantidad suficiente de plástico, entre un 20% y un 40%, para poder ser extruidos por algunas impresoras 3D domésticas. El resultado es muy similar a un objeto metálico tanto a la vista como al tacto, y en algunos casos incluso con un peso muy parecido.

Sin embargo, como desventaja, dichos objetos no pueden ser procesados como un metal, debido a su baja flexibilidad, ni guardan algunas de las propiedades típicas del metal como la conducción de electricidad. Esto hace que su uso se vea restringido a la impresión de réplicas u otros objetos decorativos, que además requieren de un postprocesado algo laborioso como consecuencia de la escasa contracción que tiene este material durante el enfriamiento, y de una dificultad añadida a la hora de imprimir, ya que requiere de un ajuste muy preciso de la temperatura y el caudal de extrusión.

 

EN EL ÁMBITO INDUSTRIAL

Debido a los precios de las impresoras 3D de metal existentes, que oscilan entre los 100.000$ y los 2.000.000$, a menos que se adquiera para un negocio basado exclusivamente en impresión 3D o para imprimir a diario una gran cantidad de piezas, hasta la fecha no resulta una inversión que asegure un retorno rápido ni seguro.

Si lo que se necesita es la reposición de ciertos componentes metálicos para reparaciones, la fabricación de herramientas personalizadas, o cualquier otro uso concreto en el que no se base la fabricación del producto a comercializar, entonces lo más rentable es recurrir a los servicios de impresión bajo demanda que ya incorporen esta tecnología entre sus opciones.

De hecho, las piezas fabricadas por impresoras 3D de metal no sólo pueden ser tan fuertes como las fabricadas mediante métodos tradicionales, sino que están por encima de los estándares de la industria metalúrgica para las pruebas de densidad.

 

¿QUÉ PRODUCTOS SE FABRICAN ACTUALMENTE CON ESTA TECNOLOGÍA?

Algunos ejemplos que podemos encontrar de impresión 3D de metal en la fabricación de objetos cotidianos, algunos de los que mucha gente aún ignora que son mayoritariamente impresos en 3D, son:

 

  • Los implantes médicos y dentales. Actualmente los implantes metálicos impresos en 3D se consideran la mejor opción disponible para los pacientes. El motivo es su capacidad para adaptarse perfectamente a las necesidades individuales.
  • La joyería. En este caso, se está observando un desplazamiento drástico desde la impresión de moldes hacia la impresión directa del metal con impresoras 3D.
  • El sector aeroespacial. Es quizá la industria que se está volviendo más dependiente de la impresión 3D de metal, por los motivos expuestos al principio del artículo.
  • Los automóviles. Audi, BMW y Ford ya están integrando en sus plantas la impresión 3D mucho más allá del prototipado, que se lleva utilizando desde hace años, sino cada vez más también para la fabricación de piezas finales.

 

No olvides compartir esta información con todos tus amigos en las redes sociales para que nadie se pierda de esta fabulosa e interesante información.